Contenido

Calentamiento para la Practica de los Deportes de Invierno

Vamos a exponer cómo realizar un correcto calentamiento para tener una jornada segura y divertida mientras practicamos nuestro deporte favorito.

Una vez que tenemos preparado nuestro material y nos hemos dado la crema protectora, empezaremos a realizar el calentamiento de nuestro cuerpo, ya que con esto conseguimos poner en marcha a nuestro cuerpo haciendo aumentar la circulación sanguínea, disminuir la viscosidad del músculo, desaparecer las fricciones internas en el músculo y hacer aumentar la velocidad del estímulo nervioso en un 20% (Naclerio, 2011).

Bajo nuestro punto de vista es recomendable hacer el calentamiento en una zona donde sabemos que inmediatamente después de realizarlo vamos a esquiar, ya que si realizamos el calentamiento y después tenemos subir en la silla y hacer la correspondiente fila los efectos ya han pasado.

Según los expertos pasados unos 10 minutos aproximadamente (depende de cada persona) los efectos del calentamiento habrán pasado.

A la hora de ponernos en marcha haremos una división entre miembro superior (de cintura para arriba) y del miembro inferior (de cintura para abajo), y nosotros empezaremos por el miembro inferior.

El calentamiento del miembro inferior será el más importante debido a los fuertes impactos y a la presión que sufren las rodillas y la cadera para poder amortiguar los sucesivos cambios de desnivel. En todos los ejercicios realizaremos unos 8-10 movimientos con cada segmento del cuerpo o sentido.

Comenzaremos por quitarnos los esquís

Apoyándonos en los bastones realizaremos rotaciones con la punta de la bota tanto hacia un lado como hacia el otro con las dos piernas, seguidamente llevaremos la pierna hacia el glúteo de una manera controlada, sin realizar movimientos bruscos con cada pierna. Una vez que hayamos terminado comenzaremos a realizar rotaciones con las dos rodillas a la vez, tanto hacia dentro como hacia afuera, lo mismo haremos con la cadera, haciendo varios giros hacia un lado y lo mismo hacia el otro.

Ya hemos realizado el calentamiento del miembro inferior, ahora nos meteremos con el miembro superior

Realizaremos una flexión de tronco (sólo si estamos acostumbrados a hacer ejercicio) y llevaremos los brazos hacia las puntas de la botas, no pasa nada si no llegamos, podemos hacerlo hasta la altura de las rodillas o hasta donde lleguemos. Continuaremos con unos movimientos de brazos hacia adelante y hacia atrás y con rotaciones hacia los mismos sentidos que el ejercicio anterior.

Y por último realizaremos unos estiramiento de cuello hacia delante mirándonos los pies y hacia los lados. Es muy importante no realizarlo hacia atrás, ni hacer rotaciones ya que las dos primeras vértebras que tenemos (atlas y axis) se rozan y con el tiempo llegan a desgastarse. Por ello debemos tener cuidado con ese movimiento.

Para terminar es importante ser conscientes de que no habremos terminado el calentamiento con dichos ejercicios, es también muy importante realizar la primera bajada de una manera tranquila y progresiva, no como si estuviéramos en copa del mundo, algo que además nos ayudará a tener también un primer reconocimiento del estado de la pista.

  Profesora de esqui Valdezcaray Andrea MartinezProfesor de esqui Valdezcaray David Saenz

David Sáenz Chavarri (INEF y Técnico Deportivo Esquí Alpino) Andrea Martínez Velilla (Magisterio de Educación Física y Técnico Deportivo Esquí Alpino)

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Ver política